jueves, 6 de diciembre de 2018

Domingo 9 de diciembre: II de Adviento (Ciclo C)

LECTURAS


  • Baruc 5,1-9
  • Sal 125,1-2ab.2cd-3.4-5.6
  • Filipenses 1,4-6.8-11
  • Lucas 3,1-6
Lucas, buen historiador, aunque siempre guiado por su propia fe en quién es Jesús para él, localiza con precisión el tiempo especial en que se hará realidad el cumplimiento de promesas inmemoriales. Como todo buen acontecimiento, el hecho Jesucristo tiene sus precedentes, que en este caso se resumen en la persona del Bautista, cuyo nacimiento antes y su predicación profética ahora constituyen para Lucas el caldo de cultivo en el que brotarán con fuerza propia, pero no aislada, la vida y la misión de Jesús de Nazaret. Ese caldo de cultivo viene de la interpretación de los signos que entonces hicieron Juan y el mismo Jesús: es necesario un cambio, no podemos quedarnos como estamos, perpetuarnos en nuestra propia inconsistencia, contentarnos con la mediocridad o la indiferencia. Juan inicia un movimiento del que Jesús formará parte y al que dará cumplida consumación. Nosotros, como ellos, también constatamos que es urgente una transformación personal y social, y que no debemos postergarla por más tiempo, so pena de fenecer por indiferencia unos y por la miseria los más.

lunes, 3 de diciembre de 2018

8 de diciembre: Inmaculada Concepción de María


Imagen de la Inmaculada, obra de Salzillo, que estuvo en el retablo del convento de justinianas de Albacete y que ahora se encuentra en el convento de la misma congregación en Murcia.

LECTURAS

  • Génesis 3,9-15.20
  • Sal 97,1.2-3ab.3c-4
  • Efesios 1,3-6.11-12
  • Lucas 1.26-38
Purísima por tener toda la voluntad disponible para colaborar con los planes de Dios. Purísima por anticipar, según designio de Dios, el destino de todos nuestros proyectos de conversión y seguimiento apostólico de Jesucristo. Purísima porque así nos ve Dios desde la Creación y a tal fin nos anima a llegar. Purísima, en fin, porque para animar, proteger y guiar a los discípulos de su Hijo, a la Iglesia, cuenta con la gracia del Padre y del fruto bendito de su vientre. 
Bajo tu amparo nos acogemos, santa Madre de Dios.

  • Vigilia de la Inmaculada en la parroquia de Nuestra Señora de las Angustias y San Felipe Neri, 7 de diciembre, 20:15.

FELICITAMOS A LA PARROQUIA DE LA PURÍSIMA, DECANA DE NUESTRO ARCIPRESTAZGO.

martes, 27 de noviembre de 2018

Domingo 2 de diciembre: I de Adviento (Ciclo C)

LECTURAS

  • Jeremías 33,14-16
  • Sal 24 
  • I Tesalonicenses 3,12–4,2
  • Lucas 21,25-28.34-36
Signos nunca han faltado, ni en la naturaleza, azotada por nuestra acción y convulsa por su propia condición; ni en la historia, llena de iniquidades. Los signos son para interpretarlos y obrar en consecuencia. Cuando todo parece nublarse, en el momento de la ausencia total de esperanzas porque las vías pragmáticas, avariciosas o injustas se han agotado, entonces es la hora de mirar por encima de nuestros pequeños y planos intereses, de levantar la cabeza y avistar una liberación plena, de cuerpo y alma, de pensamiento y modo de comportarnos. Hijo de la humanidad, Jesús nos trae el retrato más fiel y auténtico de nuestra dignidad, el que solo Dios podía hacer. En ese retrato nos miramos. Su venida es siempre una oportunidad de recrearnos. Y ese tiempo, pues signos no faltan, siempre es… ¡ahora!



miércoles, 21 de noviembre de 2018

Domingo 25 de noviembre: Jesucristo Rey del Universo

LECTURAS

  • Daniel 7,13-14
  • Sal 92,1ab.1c-2.5
  • Apocalipsis 1,5-8
  • Juan 18,33b-37
"Yo para esto he nacido, para esto he venido al mundo": misión, vocación, fidelidad, obediencia, coherencia. Para Jesús el anuncio de la verdad del reinado de Dios lo es todo, porque es su vida misma, como lo es para cada persona llegar a ser quienes somos y cumplir del mejor modo posible nuestra propia misión. Jesucristo es, además del Rey del Universo el modelo cabal de una humanidad plenamente desarrollada y realizada por haberse pueto totalmente en manos de Dios e identificarse plenamente con su voluntad de vida y salvación para todos. Para esto nacemos, para esto venimos al mundo.

viernes, 16 de noviembre de 2018

Domingo 18 de noviembre: XXXIII de Tiempo Ordinario (Ciclo B)

LECTURAS

  • Daniel 12,1-3
  • Sal 15,5.8.9-10.11
  • Hebreos 10,11-14.18
  • Marcos 13,24-32
Las promesas escatológicas, profecía de un futuro que está más allá pero comienza en el presente con nuestra responsabilidad, marcan los evangelios de los últimos domingos del ciclo litúrgico; como los domingos de Adviento estarán marcados por la proximidad del cumplimiento de todas esas promesas en Jesucristo. Pero es menester redoblar la atención a la vida cotidiana, sobre todo a los rostros y las voces de nuestros hermanos, en los que reverdecen todas esas esperazanzas, a veces, las más de las veces, bajo la forma de la necesidad y la petición de ayuda, que también son signos de que la misericordia de Dios es tan necesaria como lo serán nuestras respuestas compasivas y solidarias.
Hoy se celebra la IIª Jornada Mundial de los Pobres, convocada por el papa Francisco con el lema "Este pobre gritó y el Señor le escuchó". Con este motivo habrá una oración en la iglesia de la Milagrosa el domingo 18 de noviembre a las 17h.

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Domingo 11 de noviembre. XXXII de Tiempo Ordinario (Ciclo B)

LECTURAS

  • I Reyes 17,10-16
  • Sal 145,7.8-9a.9bc-10
  • Hebreos 9,24-28
  • Marcos 12,38-44
Además de poner en su sitio los escrúpulos legalistas y la vivencia formalista de la religión, Jesús, con su percepción atenta del gesto de la pobre viuda nos anima a recopilar cuantos detalles nos rodean de amor y generosidad, no solo por justicia y gratitud, sino para que aprendamos esa fe que es vida. El buen maestro de humanidad y filiación de Dios que es el Señor nos enseña con el ejemplo, nos anima con la experiencia cotidiana de que Dios actúa a través de la vida de las personas buenas y nos advierte contra una religiosidad disecada o meramente de apariencias.

jueves, 1 de noviembre de 2018

Domingo 4 de noviembre: XXXI de Tiempo Ordinario (Ciclo B)

LECTURAS

  • Deuteronomio 6,2-6
  • Sal 17
  • Hebreos 7,23-28
  • Marcos 12,28b-34
Aunque eran los escribas de la ley maestros del detalle y expertos en preguntas enrevesadas y, a veces, capciosas, la cuestión del orden de los mandamientos no es cosa de capricho ni de lucimiento intelectual. El orden de prioridades es tema mayor para poner en su lugar los objetivos y graduar las energías, para valorar en dónde hay que poner mayo empeño, así cómo qué inclumplimientos deben merecernos mayor arrepentimiento. Si llevamos a cabo este arqueo de nuestras metas y horizontes, seguro que acertaremos la propuesta de vida que nos llevamos entre manos, y eso es lo que Dios quiere para nosotros y no por otra razón nos dio sus mandamientos.

lunes, 29 de octubre de 2018

1 de noviembre: Todos los Santos

LECTURAS

  • Apocalipsis 7,2-4.9-14
  • Sal 23,1-2.3-4ab.5-6
  • Juan 3,1-3
  • Mateo 5,1-12
Es un grupo, de hecho, son una multitud. Seguro que a cada uno de ellos les has costado una vida entera, su vida, lograr esa unidad de pensamiento, sentimiento y acción en torno al común ideal de la humanidad nueva que Cristo nos trae. Han sido, pues, sus horas, sus experiencias, sus fracasos y alegrías, vividas en lo más íntimo de su corazón. Y, sin embargo, esta santidad solo es reconocible en comunidad. Lo individual, nadie lo niega, como nadie podemos conocerlo del todo. Pero reunidos sí que se aprecia la acción de la gracia de Dios a través de la diversidad de dones y la mutiplicidad de circunstancias y biografías que cada uno de los santos y santas aporta. Por todos ellos, también en comunidad, en grupo, alabamos al que es fuente de toda santidad y única garantía de plenitud eterna.

jueves, 25 de octubre de 2018

Domingo 28 de octubre: XXX de Tiempo Ordinario (Ciclo B)

LECTURAS


  • Jeremías 31,7-9
  • Sal 125,1-2ab.2cd-3.4-5.6
  • Hebreos 5,1-6
  • Marcos 10,46-52

Hay textos evangélicos en que más importantes son las acciones y actitudes que las palabras. Es ese detenerse de Jesús el que marca una permanente atención a escuchar y responder las demandas de los hombres sus hermanos, y una disponibilidad al servicio cuando éste puede ser liberador del sufrimiento, lo que da realce a toda esta escena. El que está a la vera del camino es atendido, el que marcha entre la multitud detiene sus pasos. Los que van en manada y se pierden en el vocerío son invitados a acoger y compartir con el que está en la cuneta. El que no veía ahora ve porque quien sabe escuchar y acompasar su ritmo al de los corazones afligidos es portador de luz, la que mana de la misericordia de Dios para con todos sus hijos.