miércoles, 16 de agosto de 2017

Domingo 20 de agosto: XX de Tiempo Ordinario (Ciclo A)


LECTURAS


  • Isaías 56,1.6-7
  • Sal 66,2-3.5.6.8
  • Romanos 11,13-15.29-32
  • Mateo 15,21-28

Mateo, como Pablo, nunca dejó de ser judío, ni tampoco Jesús. Pero la fe en el Reino que Cristo realizó con su vida y San Pablo testificó con la suya, abrió la comprensión de la fe en la común filiación -todos somos hijos de Dios- al compromiso por la fraternidad universal: todos somos hermanos. Y así, de lo próximo -nuestra identidad nacional y cultural- somos invitados a abrirnos a lo más amplio y abarcador, a lo que nos integra en una sola familia y un solo porvenir.

No hay comentarios: