jueves, 19 de abril de 2018

Domingo 22 de abril: IV de Pascua

LECTURAS

  • Hechos de los Apóstoles (4,8-12
  • Sal 117,1.8-9.21-23.26.28-29
  • Juan 3,1-2
  • Juan 10,11-18
El amor que Dios Padre nos ha tenido para llamarnos hijos se manifiesta de modo palpable y esperanzador en el acompañamiento que nos ha brindado a través del Hijo. El buen pastor al frente, en medio y detrás de los que le seguimos es la mejor prueba de que el amor de Dios no se limitó a crearnos, sino que en Jesús se convierte en estímulo, protección y cálida presencia. Cuando nos asalten dudas y temores, a nivel personal y eclesial, hemos de mirar al que va con nosotros, comparte nuestras cuitas y avanza con el paso de su propio ejemplo hacia una humanidad reconciliada y fraterna. Su vida ya es nuestra, tomemos también posesión de su Espíritu que es coraje para seguir anunciando el Evangelio.

No hay comentarios: